Menu
0 $ 0

Diferencial

El Interruptor Diferencial aporta protección a su instalación de corriente alterna, este dispositivo también es conocido como diferencial. La función principal del diferencial es aportar protección frente a cualquier tipo de accidente directo o indirecto en los cuales la electricidad pueda suponer un peligro, debido a derivaciones o mal contacto. El accionamiento de este diferencial es de tipo electromecánico.

Interruptor diferencial

Qué es un diferencial

El Interruptor Diferencial tiene como finalidad cortar la corriente eléctrica en el momento en el que se activa, para poder proteger tanto la instalación como su persona. El interior del interruptor está formado por dos bobinas, las cuales van comparando todo el tiempo el campo magnético que se induce entre el circuito de ida hacia el consumo y el de vuelta. En caso de que todo funcione correctamente, es decir que no se produzcan ninguna fuga o derivación, el diferencial no actúa. Por el contrario, si se produce alguna derivación o fuga, la bobina rompe el equilibro interno a través de la creación de una atracción para provocar la apertura del circuito eléctrico.

El modelo del diferencial depende de las dimensiones de la instalación para que pueda adaptarse a sus necesidades. Puesto que existen diferentes clases de intensidad, de polos y de sensibilidad. Por ello, desde AutoSolar le recomendamos que si no está seguro de cual es el dispositivo adecuado para su instalación contacte con nosotros y nuestro equipo de expertos le asesorará, sin ningún coste o compromiso.

Qué protege un diferencial

Todos los electrodomésticos conectados al diferencial estan constantemente controlados con el fin de que este actúe si detecta alguna alteración de voltaje superior a su sensibilidad o alguna derivación. Es decir, si por ejemplo alguna persona tocara la carcasa metálica de un elemento, el diferencial al notar la derivación de corriente, actuaría para evitar que se electrocutara.

En el reglamento eléctrico de baja tensión (REBT) se establece que todas las instalaciones eléctricas deben contar con un diferencial, con la finalidad de poder asegurar como mínimo la seguridad de las personas. El tiempo de respuesta del diferencial debe ser inferior a los 50ms y la corriente de fuga inferior a los 30mA.

Clases de diferenciales

Existen distintas clases de diferenciales clasificados en función de diversos parámetros como puede ser, la presencia de corrientes continuas en los mismos. Puede encontrar estas clases de diferenciales:

- Interruptor Diferencial de Clase AC: este tipo de diferencial es uno de los más usados, esto es debido a su precio tan económico, pero no es del todo efectivo, puesto que no te protege frente a armónicos y corrientes de fuga que pueden generar los semiconductores. Debido a esta falta de seguridad que producen ya que, no protegen al cien por cien, están prohibidos en algunos países como Alemania están. Su símbolo es un rectángulo con una onda senoidal.

- Interruptor Diferencial de Clase A: este diferencial le protege frente corrientes pulsantes, por otro lado, evita cualquier tipo de desconexión que sea innecesaria provocadas por circuitos, reactancias o las inducidas por circunstancias atmosféricas. El precio de este diferencial es superior al de clase AC, pero le aporta mayor protección. Su símbolo es una onda senoidal que se encuentra dentro de un recuadro con una segunda oscilación en su parte de arriba.

- Interruptor Diferencial de Clase B: es perfecto para preservar instalaciones de corrientes pulsantes suaves de hasta 1kHz y corrientes de fuga alternas. Por otro lado, este diferencial también es capaz de evitar desconexiones originadas por variadores de frecuencia o de velocidad, onduladores y cargadores trifásicos de baterías.

- Interruptor Diferencial de Clase B+: la protección que le proporciona este tipo de diferencial es prácticamente igual a los que ofrecen los diferenciales de tipo B, con la diferencia que este diferencial es para corrientes pulsantes suaves de hasta 20kHz.

- Interruptor Diferencial de Clase F: Este diferencial le proporciona protección frente a frecuencias mezcladas por fugas en la red eléctrica, como también lo hacen los diferenciales de tipo B. Este diferencial suele ser conocido también como diferencial superinmunizado, este tipo de diferencial, en caso de disparo, es de efecto retardado.

¿Cómo elijo el diferencial adecuado?

Antes de elegir cualquier diferencial para su instalación, lo primero que debe hacer es preguntarse: ¿qué es y cómo funciona un interruptor diferencial? El interruptor diferencial es un elemento que le aporta seguridad, puesto que se encarga de protegerle a usted frente a cualquier derivación de electricidad que se pueda producir, a través de una comparación constante de la corriente que entra en un circuito y la que sale.

El interior del diferencial, está formado por dos bobinas, las cuales crean un campo magnético dependiente de la corriente que circula y opuestos entre ellos, ocasionando así, que en condiciones normales se anulen. En caso de que la corriente que circula sea diferente provoca la inhabilitación del campo magnético impulsando así, el elemento mecánico que corta el paso de corriente. Esto se consigue gracias a que la finalidad del diferencial es estar en constante control de todos los elementos electrónicos que estan conectados a él, y actuar cuando se produce cualquier tipo de derivación.

Con la finalidad de que el diferencial actúe correctamente, es imprescindible dimensionar perfectamente la instalación, ya que dependiendo de cómo sea hará falta un tipo de diferencial u otro. Puesto que existen distintos tipos de diferenciales en función de las clases, el numero de polos, la sensibilidad y la intensidad.

Estas son las características principales por las que se diferencian los interruptores diferenciales:

- Clase: Algunos de los parámetros que se tienen en cuenta a la hora de clasificar un diferencial según su clase, son las corrientes continuas en los mismos.

- Amperaje: Para clasificaros en este apartado se observa cual es la intensidad que es capaz de soportar en condiciones normales, en otras palabras, de manera ininterrumpida.

- Polos: se ha de tener en cuenta la cantidad de polos que permite proteger, para ello, se observa como son los polos, puesto que estos pueden ser bipolares, tripolares o tetrapolares.

- Sensibilidad: esta hace referencia a la cantidad mínima de intensidad que debe existir en el diferencial para que este actúe.

En casos en los que no seleccione el diferencial correcto para su instalación, puede suceder que el diferencial conectado a su inversor este en constante funcionamiento. Esto es provocado por una corriente mayor de la que permite el elemento de protección, generando así su accionamiento constante.

En casi todos los manuales de inversores podrá encontrar un apartado, en el cual se establezcan cuáles son los requisitos que debe cumplir un interruptor diferencial para ser compatible con ese inversor fotovoltaico.

Gracias a este apartado que puede encontrar en los manuales, podrá seleccionar el interruptor diferencial adecuado y recomendado por cada uno de los fabricantes para el inversor, con la finalidad de que su instalación fotovoltaica quede completamente protegida de forma segura.

Dejar un mensaje