Menu
0 $ 0
13.05.2021

Planificar una instalación fotovoltaica en 7 pasos

Planificar una instalación fotovoltaica en 7 pasos

La instalación que requiere un sistema solar fotovoltaico de consumo propio en su domicilio, a priori, puede parecer un procedimiento complejo, sin embargo, el quid de la cuestión radica, simplemente, en seguir 7 pasos muy sencillos.

Dicho procedimiento puede verse modificado o alterado en función de dos factores: la compañía eléctrica a la que esté inscrito y, por otro lado, las normas o leyes del país o región donde se vaya a instalar el sistema solar de autoconsumo.

Planificación de una instalación solar de consumo propio

1. Reducir la energía necesaria

Del listado de los 7 pasos básicos que se deben seguir a la hora de instalar un sistema solar de autoconsumo, el primero de ellos se basa en especificar la cantidad de energía que se requiere o que se espera emplear en el domicilio, con el fin de conocer la cantidad de energía solar que vas a necesitar.

Al llevar a cabo este primer paso, puede que descubra que en realidad consume más cantidad de energía de la que usted creía. Así pues, es sumamente importante determinar cómo consume dicha energía, ya que es preferible llevar a cabo mejoras de eficiencia energética en su casa, en lugar de tener que invertir cierto capital extra en equipos más potentes de autoconsumo solar. Llegados a este punto, debes concienciarte de que estas invirtiendo en generar cierta cantidad de energía que se está desperdiciando en algún punto de su vivienda.

Este procedimiento puede incluir un sinfín de técnicas que contemplen un uso más eficiente de los electrodomésticos, el reemplazo de las bombillas antiguas por unas bombillas LED de mayor eficiencia, destinar fondos para una calefacción o aire acondicionado más eficiente, o invertir en el aislamiento de las ventanas y las puertas de su domicilio, ya que, de este modo, el coste de la calefacción y la refrigeración se verá reducido.

Lo más idóneo seria poder contratar a un especialista para que realice una auditoría energética en su vivienda. En dicha auditoría, el profesional se encargará de estudiar cuánta energía empleas hoy por hoy de media y, al mismo tiempo, te aconsejará y te recomendará diversas formas para disminuir el uso de energía, en el caso de que fuera necesario.

2. Calcular la energía necesaria

El siguiente paso, el paso 2, se basa en estudiar la ubicación y la orientación del domicilio, a fin de determinar si dichos parámetros son los adecuados para poder llevar a cabo una instalación solar fotovoltaica en el tejado de la vivienda. Los paneles solares fotovoltaicos producen energía sirviéndose tanto de la luz proveniente de la radiación solar directa, así como de la luz solar dispersa (en días nublados, por ejemplo). Sin embargo, todo hay que decirlo, el potencial fotovoltaico de vivienda depende de la cantidad de luz solar que pueda llegar a los paneles solares fotovoltaicos.

En este sentido, se encuentran disponibles varias calculadoras online que le ayudan a calcular el potencial fotovoltaico de su vivienda y, muchas de ellas, también ofrecen información acerca del tamaño sugerido del sistema solar de autoconsumo, es decir, cuánto podría pagar por él, cuál podría ser el ahorro de energía y otros detalles concernientes según su ubicación.

Así pues, estos instrumentos son una gran ayuda inicial, ya que pueden darte bastante información a fin de poder estimar si realmente te interesa o no proseguir con el proyecto. Por descontado, estas herramientas no podrán considerar, absolutamente, todas las variables que se aplicarán a su instalación solar específica de autoconsumo por propio.

Esquema instalación solar

Desde AutoSolar le aconsejamos buscar un especialista en energía solar que pueda procurarle una evaluación más rigurosa del potencial solar, así como estimaciones de precios, recomendaciones acerca del tamaño del sistema solar de autoconsumo y, adicionalmente, sugerencias sobre los distintos equipos.

Entre las cuestiones que se deben tener en cuenta a la hora de valorar el potencial solar de la vivienda se incluyen los siguientes aspectos:

- La calidad, antigüedad y estado del tejado de su domicilio.

- La sombra o posibles sombres (árboles que pueden crecer y, ocasionalmente, dar sombre sobre su tejado).

- Cualquier normativa sobre los sistemas de energía solar fotovoltaica en los tejados de su ciudad.

- La construcción vecina que podría bloquear la luz solar, etc.

- Si el tejado de su domicilio está dañado o se piensa que se está aproximando el final de su vida útil.

En este caso, lo más recomendable sería sustituirlo antes de llevar a cabo la instalación de los paneles solares fotovoltaicos, ya que los paneles solares tienen una vida útil de entre 20 y 30 años, y desinstalarlos para sustituir el tejado para posteriormente volver a instalarlos será un proceso innecesariamente costoso.

3. Estudia sus opciones de energía solar

Hay una infinidad de alternativas diferentes que te facilitan beneficiarte de la energía solar fotovoltaica. Entre las diferentes opciones, evidentemente, la más común es adquirir su propio sistema de autoconsumo solar y llevar a cabo la instalación directamente en el tejado de su domicilio.

Durante los últimos años, una tendencia que se ha hecho notablemente significativa es la de que los propietarios de viviendas se inclinen por incorporar un banco de baterías en combinación con el sistema de energía solar fotovoltaica para abastecer su domicilio.

No obstante, si su vivienda no dispone del potencial solar apropiado o no quiere o no puede llevar a cabo la instalación de paneles solares fotovoltaicos en su tejado, puede inclinarse por invertir en un programa de energía solar comunitario o compartido.

Los programas de energía solar fotovoltaica comunitarios o compartidos le conceden la opción de invertir junto con otras personas, con el fin de adquirir un sistema solar fotovoltaico que funcione para todos los participantes. En este caso, la instalación puede estar próxima a su vivienda o alejada. De todos modos, está no es la cuestión más importante, lo más relevante es que esta puede ser una gran alternativa si vives de alquiler, en un edificio o no tienes un espacio optimo en el tejado, o no quieres disponer de un sistema solar propio.

4. Calcule sus objetivos reales de producción solar

Para estudiar el consumo de energía de su vivienda, debe ir analizando, mes a mes, de forma individual, a fin de determinar su consumo máximo y su consumo medio a lo largo del año.

Debe tener en cuenta cualquier modificación prevista que pueda incrementar su consumo de energía, como por ejemplo una futura ampliación de la vivienda, la compra de un coche eléctrico, la construcción de una piscina, etc. Por otro lado, la planificación de una serie de mejoras y el perfeccionamiento en la eficiencia del sistema solar de autoconsumo pueden reducir sus necesidades energéticas pasado un tiempo.

5. Ofertas de instalación

Una instalación solar fotovoltaica de consumo propio es, sin duda alguna, una gran inversión. Por este motivo, debe explorar varias ofertas de empresas locales a fin de comparar proyectos, servicios y precios.

Con este propósito, a continuación, le indicamos una serie de preguntas que puedes hacer a los posibles especialistas. Éstas son las siguientes:

- ¿Tiene el instalador experiencia y proyectos que puedas supervisar?

- ¿Es un instalador oficial?

- Permisos locales relativos a la instalación y la conexión con la red eléctrica comercial.

- ¿Qué tipo de garantía ofrece?

Asimismo, debe asegurarse de que todas las ofertas sean concernientes al mismo sistema o a uno similar para que, cuando trates de comparar un sistema con otro, te resulte un proceso más sencillo.

En las ofertas, trate de buscar la siguiente información:

- La capacidad máxima de generación del sistema.

- Una estimación de cuántos kilovatios producirá el sistema cada mes.

- El coste total de la instalación, incluyendo todos los costes que ocasionan los equipos y servicios.

- Una estimación del coste por vatio (lo que facilita la comparación de ofertas para sistemas de diferentes tamaños).

6. Busca ayudas y opciones de financiación.

Trate de buscar ayudas a nivel local, regional y estatal, que puedan disminuir el coste inicial de su instalación solar fotovoltaica de autoconsumo.

Estos incentivos se aplican, exclusivamente, si el sistema solar de autoconsumo es de su propiedad. En ningún caso se aplicarán si el sistema solar es alquilado o si estás subscrito a un acuerdo de compra de energía.

Adicionalmente, puede buscar diversas alternativas para financiar el sistema solar de autoconsumo a fin de ayudar a prorratear el coste a lo largo de varios años. En vista de que, durante las últimas dos décadas, la energía solar fotovoltaica ha ido obteniendo una creciente popularidad, hoy en día podemos encontrar disponibles más opciones a la hora de financiar el sistema solar, lo cual propicia que la energía solar fotovoltaica sea más asequible para más personas.

7. Controla el proyecto y la instalación

Una vez que haya encontrado al especialista que va a llevar a cabo la instalación de su sistema solar de consumo propio, debe controlar y supervisar el proyecto final. Es en este preciso momento donde se tomará la decisión final sobre las dimensiones del sistema basándose en el consumo de energía previsto, la luz proveniente de la radiación solar dispone en su vivienda, la orientación y la inclinación del tejado donde se instalarán los paneles solares fotovoltaicos, la eficiencia de los paneles solares seleccionados y otros factores detallados en la oferta económica.

Por último, debes seguir el transcurso de la instalación del sistema solar de autoconsumo revisando que todo concuerda con lo prometido.

Dejar un mensaje