Menu
0 $ 0
24.03.2022

Cómo calcular y reducir la huella de carbono

Cómo calcular y reducir la huella de carbono

Es posible que haya oído hablar de la huella de carbono alguna vez. Hace referencia a la cantidad de dióxido de carbono (CO2) y otros gases de efecto invernadero que cada persona, empresa, producto o servicio emite a la atmósfera. La huella de carbono se expresa en toneladas de CO2 emitidas.

En promedio, de acuerdo con un informe del Ministerio de Ambiente, cada colombiano emite cuatro toneladas de carbono al año. A pesar de la crisis, este número ha seguido aumentando en casi un 25% en las últimas dos décadas. La mayoría de estas contaminaciones están relacionadas con el consumo de energía: electricidad, gas natural y gasolina/diésel.

Aparte del promedio, hay una gran diferencia entre la huella de una empresa y otra, o la huella de una persona y otra. Los niveles de emisión de contaminantes varían según las actividades y los comportamientos cotidianos. ¿Cuántos coches conduces? ¿Sabes cuántos kilovatios hora de electricidad consumes al mes? ¿Reciclas todo, solo un poco o nada?

¿Cuál es tu huella de carbono?

Saber qué es la huella de carbono permite identificar las fuentes de emisión de dióxido de carbono y establecer medidas para reducirlas. Hay diversas maneras de medir la huella de carbono y, evidentemente, no se hace igual para un país que para una empresa o para un individuo. Generalmente, se toman mediciones mensuales o anuales, destacando variables como las siguientes:

- Cuánta energía se consume en la vivienda (electricidad, gas, butano, propano, carbón).

- Cuáles medios de transporte utiliza(a pie, coche para usted solo o compartiéndolo con otros, bici, transporte público, si coge muchos vuelos al año, etc.

- Los alimentos que compra y su dieta cotidiana (producir y transportar algunos alimentos -por ejemplo la carne- tiene mucho más impacto medioambiental que producir otros).

Otros hábitos.

Aunque no hay que olvidar que la mayoría de las industrias impactan más que las personas, las actividades del día a día generan emisiones de dióxido de carbono y es importante ser conscientes de las emisiones vinculadas a la vida diaria para mitigar los efectos del consumo humano en el medio ambiente.

Huella de carbono

Cómo reducir la huella de carbono

Una vez que ya sabe qué es la huella de carbono, puede empezar a reducirla. Al principio puede parecer una tarea enorme, pero lo importante es recordar que bastan unos pequeños gestos para disminuir considerablemente su impacto medioambiental:

1. Desenchufar todos los electrodomésticos que no estén en uso: Algunos electrodomésticos en su hogar usan más energía de lo que piensa, y no siempre tienen que estar enchufados en todas las circunstancias. No se trata de desenchufar el refrigerador (a menos que esté de vacaciones largas), sino que no es necesario tener televisores, DVD, u ordenadores en standy o no encender las luces en una habitación sin nadie, algo que también se traducirá en un ahorro en la factura de energía.

2. Limpiar el refrigerador. Puede parecer una tontería, pero cuantas más bolsas de plástico y envases tenga en su frigorífico, más electricidad generará, ya que se necesita más potencia y más electricidad para enfriar los alimentos.

3. Utilizar transporte público. Siempre que sea posible, aparque su coche o moto y llegue a su destino por sus propios medios o en bicicleta. Si son distancias largas, puede optar por el transporte público.

4. Reciclar. Separar y reciclar sus residuos es fundamental para darles una segunda vida. Además, también puede utilizar bolsas de tela cuando vaya a la compra.

Ahora que ya sabe lo que es la huella de carbono puede realizar algunas pequeñas acciones para reducirla y ayudar a reducir el impacto medioambiental.

¡Quiero un presupuesto gratuito!

Dejar un mensaje